¿Por qué visitar Aguascalientes?

1. Chaskas

Disfruta de este antojito durante la tarde y noche en las distintas plazas de la ciudad.
Las chaskas son los granos de elote hervidos, llamados “esquites” en otros lugares de la República, y son el “snack” preferido por los aguascalentenses.
En todo el estado encontrarás varios de estos puestos, donde los preparan de manera muy peculiar: los hay empapelados, crunch, con rajas, champiñones, tocino, asados, cocidos y en un sinfín de combinaciones.
Son el antojito ideal para comer por la tarde o noche; realiza una caminata o simplemente disfruta mientras te deleitas con su sabor.

2. Chile Aguascalientes

Para complementar tu experiencia gastronómica, acompaña este delicioso platillo con un vino joven del estado.
Este platillo retoma uno de los elementos más representativos de la cocina mexicana: el chile.
Además, utiliza otros ingredientes que son característicos de los municipios del estado, tales como la guayaba de Calvillo, la carne de res y de cerdo.
El tipo de chile que se utiliza como base es el chile rojo ancho seco, el cual se rellena con el guisado elaborado con los dos tipos de carne y sazonado con ajo, sal y cebolla.
Se dice que esta delicia culinaria es resultado de influencias gastronómicas del Siglo XIX que dejaron los viajeros que pasaban por el estado y la adición de los ingredientes típicos de Aguascalientes.

3. Lechón

Después de una noche de fiesta encontrarás lechonerías abiertas hasta tarde para poder cenar.
Ya sea en la mañana o en la noche encontrarás puestos que venden este manjar.
Se trata de carne de cerdo cocida en hornos especiales, que puede ser maciza, costilla, surtida o cuerito. Puedes pedirla en taco o en el bolillo tradicional de Aguascalientes. Va siempre acompañado de guacamole y chiles encurtidos.
Si sales de fiesta por la noche, la tradición es después pasar a una lechonería, a cualquier hora de la madrugada.

4. El rey del duro

Una parada obligatoria para deleitarse con un antojo típico de Aguascalientes.
Te recomendamos las mesas cerca de los ventanales; mientras degustas esta deliciosa botana podrás difrutar de la vista de la ciudad.
Establecimiento situado en una de las zonas más atractivas de la Ciudad. En él, además de los platillos hidrocálidos tradicionales, encontrarás los antojitos típicos del estado.
El duro o también conocido como chicharrón en otras partes de México, es uno de los antojitos más buscados por su gran sabor, pero ninguno como El Rey del Duro para su preparación. La historia del lugar se remonta a 1965 con Don David Gallegos de León, quien comenzó vendiendo este típico antojo en un carrito con el que recorría las calles de Aguascalientes. El particular sabor y la salsa picosa lo posicionaron como El Rey del Duro.
Este establecimiento se ubicó a un costado del Templo del Rosario.

5. Carnitas

Te recomendamos que, además de las carnitas, como botana pruebes el “Duro” (chicharrón) y “Buche”.
Las carnitas son típicas del municipio de San Francisco de los Romo, mejor conocido como “San Pancho de las Carnitas” a tan solo 25 minutos de la ciudad.
Sobre la calle principal puedes encontrar diferentes locales ofreciendo este manjar; acércate al cazo y escoge entre maciza, costilla, chamorro, buche, trompa o pata y acompáñalo de guacamole, salsa, pico de gallo y tortillas hechas a mano.
El lugar más tradicional de la ciudad es “El Rey del Duro” donde sirven el auténtico duro o chicharrón bañado en salsa y limón.

6. Glorieta la Purísima

La Glorieta de la Purísima fue dedicada a los héroes insurgentes para festejar los 100 años de la Independencia de México.
Refréscate con una de las tradicionales nieves “El Antiguo As”. Se encuentran en Avenida Alameda #206.
El Templo de la Purísima es obra del arquitecto Refugio Reyes Rivas y fue terminada a principios del siglo XX. Es de estilo neogótico, plasmado en el arco de medio punto con arquivolta enmarcando la entrada al primer cuerpo de la construcción.
En el segundo cuerpo destaca la escultura de la Purísima junto a la ventana coral compuesta por cuatro ventanas de arco de medio punto. Cuenta con tres accesos: uno por la Alameda, otro por la calle José Refugio Reyes y el acceso principal al frente que da hacia la Glorieta de la Purísima, lugar donde desembocan ocho calles de la Ciudad.
Conocida así por la población de Aguascalientes la Glorieta de la Purísima fue dedicada a los héroes insurgentes para festejar los 100 años de la Independencia de México.
En los alrededores del Templo se ubican diversos comercios a donde acuden los hidrocálidos después de asistir a una de las misas del variado programa de La Purísima. Los días martes y domingos, justo afuera del Templo se instala el tradicional tianguis, uno de los más famosos de la Ciudad.

7. Jardín del Encino

Sus pasillos llevan a su bella fuente de azulejos ubicada al centro de este jardín, adornado por bancas forjadas de hierro desde donde se observa el Templo del Encino.
Para desayunar, visita el Restaurante la Mestiza en Abasolo 117, que combina elementos de la cocina Yucateca.
Inicialmente, el Templo del Encino dedicaba su construcción al Arcángel San Miguel en 1773, erigida en el terreno obtenido por el cura Mateo José de Arteaga.
Sin embargo, en 1796 se cambió el nombre para rendir honor a la milagrosa aparición. El Templo combina influencias de barroco, neoclásicas y neogóticas.
La arquitectura de la fachada y el interior del templo presentan técnicas de diseño en cortinaje y estípite.
Respecto al jardín, fue creado para deleite de sus pobladores y visitantes alrededor de 1890. Sus pasillos llevan a su bella fuente de azulejos ubicada al centro de este jardín, adornado por bancas forjadas de hierro desde donde se observa el Templo del Encino.
Este jardín cuenta su historia en su inscripción en azulejo donde se indica que su creación fue en honor a la fundación del Barrio de Triana, o Barrio del Encino como se nombra en la actualidad, y a su primer poblador Don Hernán González Berrocal.

8. Jardín del Estudiante

El Jardín del Estudiante, nombre que hace referencia al edificio central de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, ubicado en los alrededores.
Prepárate para un recorrido misterioso pero enriquecedor.
El Templo de San Diego, de estilo barroco neoclásico, fue inaugurado el 7 de enero de 1647, convirtiéndose en el templo más grande de su época.
En su interior se encuentran imágenes alusivas al misterio y letanía mariana, mientras que en el altar principal se ubica el Camarín de la Virgen de la Purísima Concepción.
A la salida del Templo se ubica el Jardín del Estudiante, nombre que hace referencia al edificio central de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, ubicado en los alrededores.

9. La Maestranza

Arte y tecnología se conjugan en este evento para mostrar de los hechos históricos que trascendieron en la vida de Aguascalientes.
Dada la naturaleza del espectáculo, su presentación se admira mejor por las noches.
Espectáculo tecnológico de sonido, luz y video que se lleva a cabo sobre un mural dinámico e interactivo de cinco metros de alto y con base en tecnología mecatrónica para narrar e ilustrar de una manera muy didáctica y entretenida la historia del ferrocarril en Aguascalientes.
El nombre de “La Maestranza” es gracias a los maestros que aprendieron a trabajar en los talleres del ferrocarril iniciándose como novatos, enseñando después a los nuevos y éstos convirtiéndose en maestros; repitiéndose así el ciclo por más de 100 años.
La autoría del espectáculo es del Maestro Víctor M. Zamarripa Alférez, y la ayuda en la automatización corre a cargo de Cesar M. García Murguía y José A. Aguilera Sánchez.

10. La Saturnina

Disfruta de la deliciosa gastronomía hidrocálida en un ambiente cultural y pintoresco.
No dejes de probar el chile Aguascalientes, platillo típico del estado.
Alojado en una vivienda tradicional obra de Refugio Reyes, con su interior bellamente decorado con motivos de la región, La Saturnina se caracteriza por su excelente sazón y autenticidad de sus platillos.
La peculiaridad del lugar es que suele ser sede de diversos ciclos de teatro a lo largo del año representando un espacio de impulso al talento local. Además, durante los eventos es posible degustar la exquisita gastronomía hidrocálida en un ambiente acogedor que es amenizado por la luz de las velas por la noche, cálido y colorido por el día.
De la gastronomía hidrocálida elaboran, entre otros, el tradicional Chile Aguascalientes y las pacholas además de chilaquiles y pozole. Durante periodos específicos del año puedes probar los menús especiales de temporada como el Menú de Cuaresma.
El ambiente cultural y gastronómico son sin duda dos elementos que harán de tu visita a La Saturnina una experiencia única y deliciosa.
Si vas a asistir a algún evento es recomendable que hagas una reservación previa para asegurar el mejor lugar durante la función, pues suelen tener mucha aceptación y demanda.